sábado, 19 de junio de 2010

LA PRIMERA UNIDAD DE ESPINA BIFIDA



En Guatemala cada año nacen alrededor de 2 mil 500 niños con anomalías en el tubo neural, el 90 por ciento son casos de espina bífida, es decir, carecen del arco posterior vertebral. Aún cuando la incidencia es alta y se trata en los hospitales nacionales, el país carece de una unidad que proporcione atención integral.La situación, se prevé, cambiará esta semana cuando se inaugure la primera unidad en el Hospital General San Juan de Dios, la cual operará a los recién nacidos en las primeras 24 horas de vida para reducir el daño y proporcionará atención postoperatoria.


El viceministerio de Hospitales del Ministerio de Salud informó que los casos que sean diagnosticados como espina bífida serán referidos hacia ese lugar a partir de que este comience a trabajar.


Casi dos décadas
Un estudio realizado por la Universidad de San Carlos (Usac) señala que en Guatemala 2.34 por cada mil nacidos vivos presenta espina bífida, cuando en otros países los indicadores no superan el 0.9, indica Graciela Mannucci, neurocirujana que trabaja en el Hospital General San Juan de Dios desde 1993 y que estará a cargo de la unidad. “La lucha comenzó hace 17 años hasta lograr en 2001 que funcionara el Consultorio Multidisciplinario de Espina Bífida donde los niños recibían el mismo día la atención de todos los especialistas, seis o siete diferentes”, explica Mannucci. Pero los esfuerzos no se agotaron en ese punto. Trabajó hasta conseguir donaciones que permitieran construir la unidad, la cual será inaugurada hoy.

Atenderán a todo el país


Mannucci e Iris Muñoz, psicóloga y coordinadora de la Unidad de Prenatales del consultorio multidisciplinario, estarán a cargo de la comunicación con las madres embarazadas y con los niños. Les darán seguimiento por correo electrónico (uniesbi@gmail.com) o por teléfono (5702-9004 o 2253-6244). Lo que buscan es superar las 150 operaciones que cada año se realizaban en el San Juan de Dios.


El nacimiento de un niño con espina bífida se puede detectar durante el embarazo. En estos casos, el equipo quiere programar el parto y luego la operación del neonato en las primeras 24 horas siguientes. “Esto nos permitirá darles atención integral, al igual que a los pacientes que sean referidos por otros hospitales”, dice Muñoz. La Unidad de Espina Bífida contará con espacio para 14 recién nacidos, clínica, enfermería, baños y sala de aislamiento. En 2007 el Club Rotarios de Guatemala del Este donó equipo especial para realizar las operaciones, y desde el año pasado apoyó la construcción de la unidad. En tanto, la Asociación Diplomática donó el equipo como cunas, pesas y muebles necesarios para el funcionamiento.


Tomado de la edicion del periodico del 18 de Junio 2010


( Por: EL PERIODICO por Diana Choc , 18/06/2010 )

No hay comentarios:

Publicar un comentario