viernes, 14 de septiembre de 2012

Escuela de café en Alimentaria 2012


Escuela de café en Alimentaria 2012 

Anacafe todos los años participa con la escuela de café en un espacio privilegiado con la tradicional Escuela de Café realizando concursos y demostraciones.

¿Sabía usted que para degustar de una exquisita taza de café, además de un buen grano, se requiere que quien prepare la bebida realice un adecuado proceso para no alterar su sabor y calidad? o que por ejemplo, ¿sabía que el agua que se utilice o la luz que existe en el lugar donde se prepara la bebida pueden cambiar las características de la bebida?

Estos consejos y varias técnicas sobre cómo preparar desde un expreso hasta cómo tostar el grano, son cursos que la Escuela de Café, de la Asociación Nacional presento en Alimentaria 2012 que finalizo el pasado Miércoles 12 de septiembre en Grand Tikal Futura.

Lla escuela se creó para fomentar el consumo interno del aromático en Guatemala por medio de una adecuada preparación, y con ello promocionar el orgullo de tener el mejor grano del planeta.

“Si uno pone atención a la preparación de una taza de café, se da cuenta de que un mismo grano puede tomar diferentes características como aroma, sabor o acidez en los diferentes procesos. Y aquí en el país se ha perfeccionado desde la siembra de las plantas, la cosecha y el beneficiado, hasta llegar a la bebida”, dice.

Agrega que en este campo ha habido una evolución significativa. “Ya no es solo de venir y preparémoslo en una olla”; la gente que asiste a alguno de los cursos busca utilizar los nuevos implementos que existen en el mercado para la preparación.

En Alimentaria todos los anos esta presencia a captado la atención de muchos y en su salón participan desde amas de casa que desean aprender para hacerlo en el hogar, caficultores que, además de cultivarlo, quieren mostrar cómo se prepara la bebida en sus comunidades; profesionales de diversas áreas y baristas que llegan a perfeccionar sus conocimientos.

pone el ejemplo de empleados de servicio que son enviados a los cursos, y cuando regresan a sus trabajos influyen para que sus superiores cambien las percoladoras por otros implementos para preparar un mejor producto.

Gran demanda

La Escuela de Café ofrece siete cursos de cuatro horas y uno de dos días: técnicas para preparar una excelente taza de café, para hacer un expreso como debe ser, para preparar un capuchino estilo italiano, para elaborar bebidas con base en el expreso, Arte Latte I y II y conocimientos básicos de tueste.

Debido a que las cuotas de los cursos son módicas, ya que van desde Q75 hasta el de tueste que cuesta Q1 mil, la escuela tiene una alta demanda. Según Molina, al año atienden alrededor de 3 mil personas. Hasta junio llevaban 2 mil capacitados, razón por la que están viendo la posibilidad de ampliar sus horarios.

En cuando a bebidas que se enseñan en la escuela, “tratamos de ser conservadores”, “se preparan capuchinos, latte, moka latte con chocolate, moka y frappé”.



Su origen

La Escuela de Café nació en 2001 y en 2004 tuvo un giro de cuando se creó, a lo que se dedica ahora. En un principio se enseñaba a preparar bebidas y la elaboración de platillos usando café.

En la actualidad funciona como un lugar de capacitación y de investigación, en el cual laboran cuatro instructores y un coordinador, quienes son los encargados de cambiar, en las personas que asisten a los cursos, la forma de cómo miran al aromático.

Además de las capacitaciones que se imparten en las instalaciones de Anacafé, los instructores y su coordinador salen a las cabeceras municipales y municipios durante los Días del Caficultor para ofrecer bebidas frías o calientes hechas con el grano y así promover el consumo del buen café en el país. Ya que a pesar de tener uno de los mejores cafés del mundo, muchos guatemaltecos no conocen su calidad.

Atención de calidad

Las personas que asistieron a Alimentaria , si son consumidores cuando acuden a un lugar por un café, piden información de dónde viene el grano y de sus características. Y si se trata del que atiende, sabe proporcionar al cliente información adicional y de interés.

“Al saber transmitir las características del café que se vende, sube la calidad del restaurante o cafetería, y a la vez se conoce la región de donde proviene, lo cual es de beneficio para todos, desde el productor hasta el consumidor”.

El coordinador de la escuela revela que las personas capacitadas en la escuela aprenden cómo se debe servir una taza de café a sus clientes, lo cual redunda en un buen servicio.

Apoyo a baristas

La Escuela de Café también apoya la competencia de baristas, la cual lleva ya ocho años de realizarse. De ésta han salido grandes expertos como Raúl Rodas, quien se convirtió en el Campeón Mundial de Baristas en junio de este año. Jhonny Gonzáles fue el primer latinoamericano en quedar en 13ª. posición a nivel mundial en 2005.

“Hacemos un plan de entrenamiento con ellos, el cual incluye la técnica de la elaboración de un expreso, cómo limpiar el portafiltro, les enseñamos a hablar y cómo presentar sus bebidas al público. Acá no les imponemos reglas, sólo los guiamos”, el publico que asiste a Alimentaria se divierte mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario