martes, 21 de junio de 2011

¿A qué huele su casa?



No solo la decoración puede ayudar a hacer del hogar un lugar único. Los ocupantes pueden probar también a darle un toque diferente con un aroma especial, que consiga transmitir la armonía, tranquilidad y calidez.

Hoy en día existen múltiples posibilidades en el mercado.

Además de los clásicos ambientadores y perfumes, se puede elegir entre velas, piedras, hojas secas, pequeñas tallas de madera.

Por otro lado, también tienes incienso o quemadores de aceites, característicos porque su aroma se extiende con gran rapidez, según el sitio www.mujerdeelite.com

Viendo la decoración y los colores que predominan en el hogar, se puede decidir qué comprar para que no desentone y pueda convertirse en un elemento más que aporta belleza.

Para ello, conviente tomar en cuenta que las velas aromatizantes se recomienda situarlas en lugares estratégicos como son las esquinas, mesitas de noche y donde haya pequeñas corrientes de aire.

El popurrí, o variedad de flores secas impregnadas de sustancias aromatizantes, se debe colocar en recipientes abiertos y es ideal para mesitas de centro, baños o estancias al aire libre.

LOS AROMAS

La persona puede optar por poner un aroma en cada habitación o el mismo en las principales estancias.

A continuación, algunos aromas que comúnmenete se encuentran en el mercado.

Los más clásicos son el de lavanda o azahar, que seguramente evocan hogares que conociste cuando eras una niña.

Y ¿porqué no recuperarlos? Los olores florales son muy agradables, y tienes multitud de variedad. Rosa, lila y gardenia son también muy comunes.

También gustan los olores frutales (limón, mandarina…) o de vainilla y té verde.

Y por otro lado tienes perfumes frescos que recuerdan al mar, al agua salada, a la brisa marina… o aquellos más de tierra, de madera, mucho más cálidos y que transmiten sensación de calma.

EL AROMA EN LA COCINA

Existen multitud de aromas.

Pero será fácil que la pesona se decida, sólo tiene que buscar aquel con el que más identificada se sienta, para que el hogar forme parte de ella.

Sólo una apreciación. En la cocina, en lugar de aromatizar, sólo tienes que evitar los malos olores. Para ello, hay diferentes trucos caseros aunque el limón es el más utilizado.

En la nevera se puede poner corteza de limón (la puedes sumergir en leche para que sea más efectivo), o en el microondas calentar el zumo de un limón que intensifica su olor y anula los malos olores.

A partir de ahora ya verás que sensación tan agradable


No hay comentarios:

Publicar un comentario