jueves, 14 de julio de 2011

"VIRUS de innovación en los Restaurantes" ....... Congreso de Restaurantes 2011

¿Cómo integramos la innovación en la gestión diaria de los restaurantes?

Se habla tanto de innovación que ya casi parece un lugar común que debe ser asumido por todos los restaurantes y por la industria de alimentos y bebidas, o al menos la mayoría de ellas, cuando la verdad es que pocas lo han hecho, sobre todo si están iniciando.

Y sin embargo es posible implantar un “VIRUS de innovación” en los propios organizaciones de modo que se destierre definitivamente esa antigua y amarillenta excusa de “siempre se ha hecho así”. La tradición es buena para tener una base desde la que evolucionar, no para anclarse en ella.

Un restaurante puede enfocar la innovación desde dos perspectivas: o como una estrategia puramente interna en la que los recursos y las ideas quedan en el propio restaurante, o como una estrategia abierta en la que ideas y recursos externos se incorporan al proceso y añaden valor al mismo. Lo ideal es un enfoque dual, en el que se generen espacios de innovación interno gestionados únicamente por el propio restaurante y espacios externos en los que el restaurante puede llegar a ser un simple socio de un dinamizador externo pero beneficiarse también de la innovación resultante.

Dicho esto, conviene recordar que no existen reglas válidas para todos los restaurantes y organizaciones, y que cada sector puede tener sus necesidades, sin embargo voy a desarrollar una serie de puntos que pueden suponer una guía útil o al menos un incentivo para esos restaurantes que quieren mejorar su capacidad de innovación.

Conoce tu propio restaurante

Cualquier intento de desarrollar un proceso de innovación requiere del conocimiento previo de los propios recursos, sobre todo humanos. No hablo tanto de conocer cuántos trabajadores tengo y cuántos puedo dedicar a tareas de innovación como saber qué recursos puede aportar cada uno, qué capacidad tiene cada trabajador para desarrollar ideas innovadoras y en qué dirección. La personalidad de mis equipos, de los componentes de mis equipos, es fundamental para la automotivación y predisposición de éstos a tareas de innovación.

Favorece la comunicación

Sobre todo la de abajo/arriba y la horizontal, la de arriba/abajo ya existe. Se trata de implantar un sistema abierto de comunicación, en el que la información fluya de manera natural y de a todos los miembros de la organización claves para gestionar su capacidad de reflexionar y generar ideas. Se ha de perder el miedo a hablar, a decir lo que se piensa. El ecosistema de la propia organización ha de ser multidireccional y receptivo a una conexión distributiva de sus nodos. Nadie es más importante en la distribución de la información, y eso ha de quedar claro.

Crea una gestión eficaz del error

No podemos castigar el error por el error, hemos de integrarlo en nuestra gestión diaria. Hubo un directivo de Microsoft que pasó por todos los escalones del escalafón sin haber tenido éxito en ninguno de los proyectos a los que fue asignado, pero sacando magníficas conclusiones y enseñanzas para la organización. El error es una magnífica fuente de información y es vital en los procesos de innovación. Sin error no hay innovación.

Favorece las influencias externas

Esto es propio de los procesos de innovación abierta, pero no es necesario que lo hagas de manera estructurada… o sí. Se trata de abrir el restaurante a las opiniones, ideas e incluso influencias ajenas a nuestra estructura. Los socios son una magnífica fuente de información, ellos nos ayudan a tener visiones distintas de nuestros productos o servicios. Incluso en los competidores podemos encontrar fuentes de ideas innovadoras.

Implica a los comensales en tus procesos de gestión

No se trata sólo de opinar sobre nuestros productos, también pueden ayudar en la creación de otros nuevos y en el descubrimiento y desarrollo de nuevos mercados. Desarrolla estrategias de gestión que impliquen a tus comensales/clientes y en las que obtengan beneficios, desde comunidades hasta visitas internas por el restaurante, cualquier cosa que se te ocurra que pueda ser interesante para el comensal te dé a ti una nueva y única información.

Crea grupos de trabajo

Pon a funcionar a tu gente, enfócales a objetivos, crea distintos grupos de trabajo en los que deban trabajar sin presión, de manera informal y constante sobre problemas determinados y concretos de tu restaurante. Favorece la lluvia de ideas constante y no critiques ideas por muy disparatadas que puedan parecer.

Muestra resultados

Es fundamental que los colaboradores comprendan que sus ideas son importantes y que el restaurante las utiliza y las tiene en cuenta. La motivación es fundamental a la hora de integrar a los trabajadores en procesos de innovación.

Forma a los miembros de tu equipo

No olvides nunca que estás invirtiendo en tu restaurante, que es mejor invertir en capital humano e intelectual. No tengas miedo a que se vaya una vez formado ¿Qué es mejor que se forme y se vaya después de un tiempo o que no se forme y se quede?

Y no olvides nunca que la capacidad de innovación de una organización depende de la capacidad de sus directivos para movilizar todos los recursos posibles en esa tarea.

Ésta ha sido una relación de ideas sin estructura y a la que seguramente le faltan muchas más. ¿Qué opinas tú? ¿Qué harías para potenciar la innovación en tu restaurante?

El costarricense Mario Morales Rodríguez, con amplia trayectoria internacional en la implementación de planes de innovación y creatividad para distintas compañías de reconocido renombre será el experto que impartirá este seminario taller dirigido al gremio profesional restaurantero, estudiantes del arte culinario y público en general que desee aplicar una visión innovadora en su negocio, haciéndolo competitivo y rentable dentro de un mercado en constante crecimiento.

La innovación en los modelos de negocios es clave para reinventarnos y esto tiene qué ver con el servicio al cliente. Si nosotros no innovamos, difícilmente vamos a poder lograr el éxito que queremos. Por lo tanto, el servicio al cliente sigue presentando grandes retos pues hay un abismo diferencial entre servicios y productos porque los servicios son intangibles y los productos son tangibles, entonces nos toca hacer tangible algo que no lo es” afirma Mario Morales.

Reserve su espacio a este interesante seminario: Martes 26 de Julio desde las 8: am.

PARA MAYOR INFORMACIÓN:

Arely Vásquez

CORPOEVENTOS

Tel: (502) 2367-5053- 55- 56

info@corpoeventos.net

mercadeo@corpoeventos.net

www.feriaalimentaria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario